Literatura

En sus primeros contactos con la literatura, Vanessa del Cristo leía a Jordi Sierra i Fabra y Rafael Arozarena. Más tarde, al comenzar sus estudios de filología inglesa, los grandes escritores clásicos, tanto ingleses como estado­u­nidenses, despertaron su interés: Oscar Wilde, Emily Brönte y, sobre todo, Edgar Allan Poe. Ellos, junto a Ga­briel García Márquez, Vázquez Figueroa e Isabel Allende, ocupan un lugar destacado de su biblioteca personal. Como estilo literario destaca su pasión por la novela negra, con Anne Rice como la autora que la inició en el género. También disfruta con la novela psicológica y el realismo mágico, así como con la microficción.

En el año 2000, me­ses antes de cum­plir los veinte años, lo­gra­ba con la obra Joven viejo amor el Pre­mio de poesía Pluma Joven, otorgado por el Ca­bil­do de Te­nerife a jóve­nes escritores ca­na­rios. Una selección de estos poemas aparecen publicados en su space, donde puedes descubrir otras de sus colecciones inéditas de poesía.

En septiembre de 2006 veía la luz su primera novela, La Noche del Eclipse, un relato psicológico en el que la autora profundiza en las circunstancias y los sentimientos que mueven a una adolescente a caer en un horrible final.

Pero, si hay un género en el que Vanessa del Cristo ha desarrollado su pluma es en el relato corto y el microrelato. En febrero de 2007 llegaba a las librerías Narraciones Preventivas y otros cuentos por tu bien, un libro de relatos de 21 jóvenes escritores de la Facultad de Comunicación de Sevilla, entre los que se encuentra el relato La esencia del fuego, de esta joven autora canaria.

En diciembre de 2007, una revista editada especialmente para la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, en la que ese año Andalucía era invitada de honor, recogía uno de sus más cuidados relatos, Samsãra, y uno de sus más duros microrelatos, Ratas. Ambos trabajos fueron recogidos con posterioridad en el número 140 de la revista Punto de Partida.

También la prensa diaria ha recogido en varias ocasiones algunas de sus obras, como el periódico Diario de Avisos, en el que fueron publi­ca­dos algunos de sus relatos cortos, como Por­que siem­pre te qui­se, Samsãra o El castillo del ángel. Todos ellos recogidos, junto a otros inéditos, en el apartado de relatos cortos de su space.

La red ha sido también una de las mayores difusoras de sus obras, principalmente en los géneros cortos. Además de los relatos cortos y microrelatos recogidos en su space, Vanessa del Cristo gestiona varios blogs literarios, como La Casita del Mar, en la que desarrolla su habilidad en la microficción a través del diario mágico de una bruja muy peculiar; o Los suspiros de Serena, donde la autora se aventura con una nueva faceta de su pluma, el relato erótico.

Comentarios