Biografía

Vanessa Del Cristo nació el 15 de septiembre de 1980 en Granadilla, un pueblo del sur de Tenerife, en el que vivió durante su infancia y cursó sus estudios básicos y secundarios. Desde muy pequeña la literatura inundó su vida, cautivándola con autores juveniles como Jordi Sierra i Fabra o el canario Rafael Arozarena, entre otros.

A los dieciocho años se trasladó a la ciudad universitaria de la isla, La Laguna, para comenzar la licenciatura de Filología Inglesa. Estudios que no terminaría, pero que sin duda dejaron en ella la impronta de grandes escritores ingleses y americanos, como Oscar Wilde, Emily Brönte y, sobre todo, Edgar Allan Poe, que trasformarían su visión vital y literaria y que pasarían a engrosar, junto a García Márquez, Vázquez Figueroa e Isabel Allende, el lugar destacado de su biblioteca personal. Ya por entonces no podía vivir sin escribir y en 2000, meses antes de cumplir los 20 años, lograba con la obra Joven Viejo Amor el primer premio de poesía Pluma Joven, otorgado por el Cabildo de Tenerife a jóvenes escritores canarios.

En su tercer año de carrera y tras comenzar a colaborar en medios de comunicación como cronista de deportes, descubría su pasión por el periodismo y decidía abandonar la filología y su tierra natal para emigrar a Madrid y comenzar sus estudios de periodismo. Durante dos años vivió en la capital de España, compaginando sus clases con colaboraciones periodísticas en varios medios de comunicación, como la agencia ADI, de Barcelona, o el Diario de Avisos, de Tenerife, al que ha estado vinculada durante más de cinco años y en el que han sido publicados algunos de sus relatos cortos, como Porque siempre te quise, Samsãra o El Castillo del Ángel.

En 2003, tras unos meses trabajando en el diario albaceteño Pueblo de Albacete, unas semanas de descanso la llevaron a conocer Sevilla y se quedó prendada de sus parques, de su sol y de su gente. Así, sin pensarlo demasiado, decidió abandonar Madrid y convertir la capital andaluza en su ciudad, en la que residió hasta que en 2007 terminara sus estudios en la Universidad y la añoranza por su tierra la empujaran a abandonar su trabajo en el periódico Diario de Sevilla, para trasladarse a Gran Canaria y comenzar su andadura en La Gaceta de Canarias, diario regional en el que trabajó como redactora de política local en Las Palmas de Gran Canaria, hasta septiembre de 2008.

En dicha fecha comienza una nueva andadura con la que retorna al periodismo digital, haciéndose cargo como redactora jefe del periódico digital Canariasaldia.com, puesto que deja atrás a principios de 2010 para iniciar su aventura más estimulante: El Cordón de Ariadna, la primera empresa canaria de comunicación integral en Internet, de la cual es fundadora y directora en la actualidad. 

Sus últimas palabras